crear casas confortables

Ideas para crear una casa más confortable y sana

Pasamos gran parte de nuestro tiempo diario en lugares cerrados, y nuestra casa es uno de ellos. Por eso debemos protegerla de aquellos “enemigos” que pueden ser nocivos para nuestra salud, como materiales y productos contaminantes… ¿Cómo crear casas más confortables y saludables?

Se debe de considerar que los inmuebles desde la perspectiva ecológica no solo preservan la salud, sino también el medio ambiente en general. Son construcciones que tienen en cuenta los materiales, el aire que se respira, el consumo excesivo de energía, el bienestar de las personas en busca del confort ideal y el buen empleo de los recursos tanto materiales como naturales.

A la respuesta de cómo crear una casa más sana, en realidad no implica un gasto económico excesivo sino más bien aplicar sabiduría y técnicas practicadas como en la arquitectura bioclimática o el feng shui que puedan ayudarnos y mejorar muchos aspectos para intentar tener una casa más saludable, que nos respete y que obtengamos una comodidad palpable.

Ideas y consejos para una casa más saludable

Si miramos lo que más puede influir en una edificación sobre la salud nos encontramos con; el volumen y su superficie, la ventilación, la temperatura, las condiciones de iluminación, la humedad, el suministro y saneamiento de agua, el asislamiento sonoro, calidad del aire,  la protección frente a acciones e incendios y la accesibilidad. Ahora solo falta aplicar medidas coherentes, técnicas y un uso razonable y sostenible de los recursos que disponemos para crear casas confortables.

Como previo, queremos recordar los 30 principios fundamentales de la salubridad de una vivienda o casa (C.E.A. WINSLOW.)

principios fundamentales salubridad
Extracto Informe Hogares Saludables – Edificios Sostenibles. DKV Seguros

Ahora queremos aportar nuestros consejos, ideas y trucos en busca del confort ideal de nuestra vivienda. Hemos querido actuar sobre diez puntos claves para mejorar nuestro hogar:

1. Cuida la calidad del aire e intenta mejorarla

Un aire insano puede provocar problemas respiratorios y dermatológicos. Para limpiarlo, hay que empezar por hacer de nuestro hogar un lugar libre de humos, evitando los cambios bruscos de temperatura y el calor excesivo. Hay que ventilar la casa a diario, decorar con plantas naturales y colocar humidificadores o purificadores de aire. Los primeros aumentan la humedad y los segundos eliminan los problemas alérgicos y limpian el aire. Una atmósfera con iones negativos ayuda a relajarse y concentrarse.

factores calidad del aire
Extracto Informe Hogares Saludables – Edificios Sostenibles. DKV Seguros

2. Intenta que la energía circule por la casa

Según el milenario arte chino conocido como Feng Shui, todos los espacios están cargados de energía. Si se canaliza de forma adecuada, mejora la salud y el sueño para disfrutar mejor de la vida. Se aconseja mantener los pasillos despejados (sin muebles), no colocar aparatos eléctricos en los dormitorios y dormir con la cabeza orientada hacia el norte. Además, algunos elementos decorativos que se cuelgan y son móviles aumentan la energía positiva.

3. Busca una buena iluminación

Está demostrado: la luz influye en nuestros neurotransmisores cerebrales. Por eso, una luz artificial inadecuada puede provocar cefaleas y problemas de concentración. Lo mejor es aprovechar la luz solar durante el día. Para estancias cerradas o con poca luz  y por las noches emplear bombillas de bajo consumo o leds, de luz blanca y sin parpadeos. Son las llamadas “Fullspectrum”, que se adaptan a cualquier lámpara convencional. En la siguiente imagen se determinan los niveles de iluminación para estancias:

transito y zonificacion iluminación
Vía Manual ICARO

4. Elige materiales que no contaminen

Muchas personas padecen alergias, dolores de cabeza y trastornos respiratorios por culpa de materiales contaminantes presentes en la casa como PVC, disolventes, aislantes sintéticos… Hay que buscar alternativas como ventanas de madera, tuberías de polietileno y colas naturales.

5. Cuidado con los productos de limpieza

Los vapores tóxicos de algunos de estos productos son peligrosos para la salud. Ahora han salido al mercado otros igual de eficaces pero sin componentes peligrosos como jabones biodegradables y ecológicos.

En la tabla siguiente podemos ver varias sustancias de limpieza y desinfección alternativas a las habituales que tienen menor impacto ambiental y sobre la salud.

productos de limpieza naturales
Extracto Informe Hogares Saludables – Edificios Sostenibles. DKV Seguros

6. Opta por calefacción ecológica

La mejor forma de calentar nuestra casa es utilizar aquella que se ajusta a los metros de cada habitación. Si no podemos optar por energías alterativas como solar térmica o eléctrica, biomasa, geotérmica… etc. La calefacción de gas natural es más ecológica que la eléctrica, que consume gran cantidad de energía. Además es importante aislar bien la casa ajustando puertas y ventanas, sustituirlas si no cierran bien y recubrir las paredes con aislantes naturales como corcho o lana mineral, que protegen del frío y el ruido.

7. Utiliza bien los colores para mejorar el estado anímico

Los colores influyen en nuestro estado de ánimo y en la temperatura corporal y hay que decidir el color de cada habitación según su uso.

Por ejemplo, el amarillo fomenta la creatividad y es muy adecuado para zonas de trabajo, y poco indicado para habitaciones de niños nerviosos. Los salmones, azules y verdes suaves son relajantes y los rojos contagian calidez. Desde el artículo trucos para pintar paredes damos algunos consejos que vienen bien. Además con la siguiente infografía podemos dar un repaso a la psicología del color y sus sensaciones:

colores y su efectos

8. Escoge textiles naturales

Hay que elegir tejidos naturales y transpirables. Los más adecuados son el algodón, la lana, el lino, las fibras vegetales… y sobre todo en la ropa de cama de los más pequeños.

9. Busca la temperatura perfecta

Si es posible, se debería elegir una vivienda que se beneficie del sol en invierno y que sea fácil de proteger de él en verano. Es una buena manera de ahorrar energía. Además nos ayudará a conseguir la temperatura perfecta para cada estancia, evitando poner la calefacción y el aire acondicionado en cada caso.

También, pocas veces recordamos cuál es la temperatura confort en invierno. Así que la siguiente gráfica nos puede dar una idea del confort necesario según estancias.

temperatura de confort invierno
Extracto Informe Hogares Saludables – Edificios Sostenibles. DKV Seguros

10. Evita la contaminación eléctrica

Es invisible a nuestros ojos, pero puede ser la responsable de que tardemos en dormirnos o nos levantemos cansados. Hay que evitar que los cables pasen por la cabecera de la cama y desconectar todos los aparatos eléctricos de la habitación antes de irse a dormir.

Si te ha gustado el artículo, compártelo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here