Me encantan estos proyectos sociales de integración y educación desde la perspectiva del diseño en las buenas ideas y qué mejor que utilizar el metro, un espacio aburrido, para interactuar con un ciudadano. Un saludo

Responder