Al fin y al cabo, la silla de oficina es una de las herramientas (o la más) importante a la hora de desarrollar nuestro trabajo eficaz y cómodamente. Un artículo en el que pasaremos muchísimas horas, razón por la que debe propiciar una posición personalizada.

Responder