Eficiencia energética vivienda – Las tres claves.

eficiencia energética vivienda

¿En qué elementos de nuestro hogar  deberíamos aplicar un ahorro energético? (Eficiencia Energética Vivienda)

Primero nos debemos de centrar en que elementos de nuestra vivienda consume más energía y por lo tanto, donde realizamos un mayor desembolso de dinero al final del mes por el gasto que nos produce. Si conseguimos un ahorro energético  o aplicar una eficiencia energética más coherente en calefacción,  iluminación y el frigorífico, es posible que obtengamos un ahorro directo al final del mes. 

Guía de  eficiencia energética práctica para nuestra vivienda:

CALEFACCION:

La Temperatura constante consume menos que apagar la calefacción: falso. En contra de la opinión general, mantener la temperatura constante durante un largo periodo de tiempo, aunque no sea necesario, conlleva mayor gasto aunque sea preciso un pequeño pico de calor

Si se limita la temperatura a 16ºC entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana, se puede recortar alrededor de un 13% en el consumo anual de combustible. Por otro lado, con el apagado el ahorro es mayor por lo que la nueva reglamentación en España aconseja regular los termostatos a 20ºC en invierno ya que por cada grado de más de temperatura se consume un 7% más.

Aplicar eficiencia energética y sentido común para ahorrar energía y dinero en calefacción:

  • 1. Una temperatura de 21ºC es suficiente para mantener el confort de una vivienda.
  • 2. Apague la calefacción mientras duerme y por la mañana espere a ventilar la casa y cerrar las ventanas para encenderla.
  • 3. Ahorre entre un 8 y un 13% de energía colocando válvulas termostáticas en radiadores o termostatos programables, son además soluciones asequibles y fáciles de colocar.
  • 4. Reduzca la posición del termostato a 15ºC (posición “economía” de algunos termostatos), si se ausenta por unas horas.
  • 5. No espere a que se estropee el equipo: el mantenimiento adecuado de la caldera individual le ahorrará hasta un 15% de energía.
  • 6. Cuando los radiadores están sucios, el aire contenido en su interior dificulta la transmisión de calor desde el agua caliente al exterior. Este aire debe purgarse al menos una vez al año, al iniciar la temporada de calefacción. En el momento que deje de salir aire y comience a salir sólo agua, estará limpio.
  • 7. No deben cubrirse los radiadores ni poner ningún objeto al lado, porque se dificultará la adecuada difusión del aire caliente.
  • 8. Para ventilar completamente una habitación es suficiente con abrir las ventanas alrededor de 10 minutos: no se necesita más tiempo para renovar el aire.
  • 9. Cierre las persianas y cortinas por la noche: evitará importantes pérdidas de calor.

ILUMINACION:

Mantener los fluorescentes encendidos gasta menos que si se encienden y apagan cada vez: falso. Estudios han demostrado que al encender un tubo fluorescente se produce un pico de sobreconsumo de corriente eléctrica que dura apenas una fracción de segundo. Por ello el gasto es mucho mayor si se deja siempre encendido. No obstante, la vida del tubo fluorescente se puede acortar con un pagado/encendido excesivo por fatiga.
En cambio, las lámparas leds permiten encendidos/apagados sin ningún tipo de problemas y, aunque su precio es mayor, la vida útil supera los 5 años y consumen un 80% menos.

Ejemplo práctico:

Una bombilla tradicional de 100 W (que cuesta unos 0,6 euros) proporciona la misma luz que una lámpara de bajo consumo de 20 W (unos 9 euros).

Si están encendidas unas 5 horas diarias, su consumo eléctrico a lo largo de un año, proporcionando las dos la misma luz, será:

100 W x 5 horas/día x 365 días = 182.500 Wh

20 W x 5 horas/día x 365 días = 36.500 Wh

En el recibo eléctrico nos facturan por kilovatios hora (kWh). Suponiendo que el kWh cuesta 0,14 euros:

182.500 Wh x 0,14 euros/kWh = 25,6 euros

36.500 Wh x 0,14 euros/kWh = 5,11 euros

En un año la lámpara de bajo consumo nos ahorra 20,49 euros. Por otra parte, las lámparas de bajo consumo duran 8 veces más (8.000 horas) que las bombillas convencionales (1.000 horas). El gasto de ambas en 8.000 horas de vida útil de la lámpara de bajo consumo es:

20 W x 8.000 h x 0,14 euros/kWh = 22,4 euros

100 W x 8.000 h x 0,14 euros/kWh = 112 euros

El ahorro total son los 90 euros ahorrados en la factura eléctrica más otros 4 euros por las siete bombillas convencionales que tendríamos que haber comprado, ya que éstas no suelen durar más de 1.000 horas. Además evitaremos la emisión a la atmósfera de casi media tonelada de CO2.

FRIGORIFICO:

Prácticamente la totalidad de las viviendas disponen de frigorífico, uno de los electrodomésticos que más electricidad consume en el hogar. Al tener un uso continuo tiene un consumo muy apreciable, aunque su potencia no sea muy grande: unos 200 W, frente a un secador de pelo que puede llegar a alcanzar potencias de 2.000 W. Sin embargo, el uso que hacemos del secador es mucho menor y también lo es su consumo a lo largo del año.

La principal causa de la pérdida de frío de un frigorífico o congelador se debe al aislante (68%). Así, las clases más eficientes cuentan con mejor aislamiento de los equipos.

Consejos prácticos para una adecuada eficiencia energética  en el Frigorifico:

  • 1. Compre frigoríficos con etiquetado energético de la clase más eficiente. Ahorran energía y dinero.
  • 2. No compre un equipo más grande del que necesita.
  • 3. Coloque el frigorífico o el congelador en un lugar fresco y ventilado, alejado de posibles fuentes de calor: radiación solar, horno, etc.
  • 4. Limpie, al menos una vez al año, la parte trasera del aparato.
  • 5. Descongele antes de que la capa de hielo alcance 3 mm de espesor: podrá conseguir ahorros de hasta el 30%.
  • 6. Compruebe que las gomas de las puertas están en buenas condiciones y hacen un buen cierre: evitará perdidas de frío.
  • 7. No introduzca nunca alimentos calientes en el frigorífico: si los deja enfriar fuera, ahorrará energía.
  • 8. Cuando saque un alimento del congelador para consumirlo al día siguiente, descongélelo en el compartimento de refrigerados en vez de en el exterior; de este modo, tendrá ganancias gratuitas de frío.
  • 9.  Ajuste el termostato para mantener una temperatura de 5ºC en el compartimento derefrigeración y de -18ºC en el de congelación.
  • 10. Abra la puerta lo menos posible y cierre con rapidez: evitará un gasto inútil de energía.

COCINA ELECTRICA:

La cocina eléctrica gasta menos que la de gas: falso. Las cocinas eléctricas, más conocidas como vitrocerámicas, consumen 4 veces más que las de gas  convencionales según confirman numerosos expertos. En caso de tener una cocina eléctrica, desde el IDAE se recomienda utilizar baterías de cocina, sartenes y cazos con fondo grueso para conseguir temperaturas más homogéneas en todo el recipiente.

LAVAPLATOS:

Lavar a mano los platos consume menos agua que el lavavajillas: falso. Un estudio realizado por la Universidad de Bonn apunta a que el consumo de agua de un lavavajillas de clase “A” es de unos 15 litros mientras que a mano se usarían unos 120 litros por lavado. Por otro lado, informes del Canal de Isabel II y BSH Electrodomésticos España reflejan que el uso del lavavajillas, frente al lavado tradicional, deja los platos más limpios, ahorra 30 litros de agua al día y se consume un 10% menos de energía.

Todo ello se conseguirá con el uso de lavavajillas eficientes con certificado de bajo consumo que, entre otras opciones,  permita elegir la temperatura del agua y reutilicen el calor para el posterior aclarado y secado. La buena elección del lavavajillas le podrá ahorrar hasta un 70% del consumo energético a lo largo de toda su vida útil.
Los expertos recomiendan la elección de lavavajillas biotérmicos que admiten agua calentada en la caldera exterior por medio de gas en vez de electricidad, elegir el programa que más se adecue a las necesidades y cargarlo por la noche, ya que el consumo de red será menor.

VENTANAS:

La pérdida de calor por las ventanas es mínima: falso. Se considera que las pérdidas de calor por las ventanas son escasas ya que ocupan una superficie reducida respecto a todas las paredes de la vivienda. Todo lo contrario, sin un buen sistema de aislamiento las pérdidas por esas superficies pueden llegar al 25-30% de la calefacción utilizada para climatizar el hogar.

Los sistemas de doble cristal o doble ventana reducen prácticamente a la mitad la pérdida de calor con respecto al acristalamiento sencillo y, además, disminuyen las corrientes de aire, la condensación del agua y la formación de escarcha.

El tipo de carpintería es también determinante. Algunos materiales como el hierro o el aluminio se caracterizan por su alta conductividad térmica, por lo que permiten el paso del frío o el calor con mucha facilidad. Si es posible, utilice marcos de madera para las ventanas.

Son de destacar las carpinterías denominadas con rotura de puente térmico, las cuales contienen materia

Apunte: El modo espera-standby apenas consume energía: falso. Dejar los aparatos en standby supone un gasto de 231 kWh al año, muy semejante al consumo del lavavajillas (246 kWh) y al del horno (235 kWh), y muy por encima al del ordenador (172 kWh) y al del resto de electrodomésticos (76 kWh). Con todo esto, el modo espera representa cerca del 5% del consumo de los hogares españoles.
Desde OVACEN

Eficiencia energética vivienda – Las tres claves.
4 (80%) 1 Voto

3 Comentarios

  1. Respecto al apartado de la calefacción, me gustaría añadir una opinión personal basada en nuestra experiencia.

    Cuando se afirma que una medida para contribuir al ahorro energético de las viviendas es apagar la calefacción mientras se duerme, no se está siendo preciso, pues es conveniente decir que esto depende del tamaño de la vivienda, del aislamiento y del sistema de calefacción que se utilice.

    En muchas ocasiones, sobre todo cuando se habla de viviendas con un tamaño considerable, el consumo energético destinado a mantener una inercia térmica es mucho menor que el destinado a calentar todas las estancias de nuevo aunque se abran ventanas para ventilar la vivienda.

  2. Estoy de acuerdo con GL, en las instalciones con suelo radiante la incercia es tant grande que cuesta poco mantenerlo en la temperatura. Pero esto no quita que si nostros, una vez en regimen, al cabo de dos o tres dias de haber empezado a calentar la vivienda, se pueda jugar con la consigna y durante la noche bajarla dos o tres grados y antes de que la gente se despierte, subirla a regimen.
    También , por ensayos que yo mismo he realizado en mi vivienda secundaria, con sistema de getion por control remoto, puedo constatar, que a veces, nos conviene aprovecharnos de la inercia termica y con unos buenos sintonizadores de integradores, en las horas de pleno sol y podemos prever un apagago del sistema de calefacción y volvelo a encender, justo despues de las horas de pleno son. Por lo que aconsejo que si teneis sistemas domoticos o de control, jugues con la sintonización de los integradores y tiempos de integración. Se consiguen ahorros considerados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here