sistema de big data
Vía MIT – senseable.mit.edu/treepedia

Cuando el Big Data analiza ciudades

Aunque no los vemos, cantidades ingentes de información se almacenan y circulan alrededor de nuestro mundo generado por las empresas, administraciones o los propios ciudadanos en una explosión de datos a la espera de ser procesados y aprovechados con diferentes fines bajo la etiqueta del llamado Big Data o “datos a gran escala”. Desde hace unos años, la transformación digital que estamos sufriendo todos supone un cambio de paradigma, de las actividades donde la influencia del análisis de una gran cantidad de cifras nos proporciona valores con aplicaciones y predicciones posibles e útiles si lo miramos desde la perspectiva de la habitabilidad y diseño de ciudades, los expertos lo denominan el Smart Data.

Para empezar a entender cómo funciona vamos a intentar dar respuesta a algunas preguntas…

Qué se entiende por Big Data o qué es

Es esa tecnología que permite sintetizar y analizar un gran volumen de datos de una forma eficaz y rápida desde fuentes muy diferentes. Como ejemplos; desde las búsquedas que realizamos en Google, a través de las señales de GPS según nuestros movimientos, de las de las compras que realizamos, de toda la información que se cuelga en Internet, artículo, redes sociales, blogs o esos objetos que tenemos conectados en nuestras casas a Internet…etc. Podemos verificar algunas indicaciones más en este post siendo que además, los datos se analizan de forma completamente automática, al instante y en tiempo real.

Cuándo y cómo nació

Exactamente no se conoce desde cuándo existe o cuándo se inventó en un punto histórico, sí que es verdad que el fenómeno ya fue expuesto por un informático John Mashey en el informe denominado “Big Data and the Next Wave of Infrastress”. Dicho estudio, intuía que el crecimiento imparable del volumen de información sería muy difícil de manejar por parte de las infraestructuras humanas y físicas empleados en el año 1998. Posiblemente cuando surge,  es gracias a los bajos costes de almacenamiento de información y por supuesto,  al aumento en velocidad de procesamiento.

Hay que recordar que almacenar notas, números y cifras no sirve de nada…¡Hay que analizar!

Cuál es el volumen de crecimiento

Creemos entender que con la siguiente gráfica se observa claramente la curva ascendente sólo desde los dispositivos móviles, ordenadores, tablets…etc. Es sólo un ejemplo del crecimiento abrumador en un sector concreto donde los gráficos de Big Data aportan información relevante:

big data moviles

Por cierto, dónde se almacenan es en base a los denominados  data center que son centros de tecnología e informática recolectores de información y que pertenecen a gobiernos, organizaciones y grandes empresas si hablamos de grandes cifras que utilizan técnicas para extraer y traducir configuraciones exactas.

Para qué sirve el Big Data

El estudio de los datos nos permite encontrar esas relaciones que a primera vista no podemos ver y aunque parezca que no tengan nada en común, si los organizamos, si los contrastamos y esquematizamos podemos detectar diferentes patrones, correlaciones y tendencias para poder tomar unas decisiones concretas consiguiendo pronósticos y diagnósticos más fiables que se pueden utilizar, por ejemplo,  para mejorar la habitabilidad de las ciudades y su eficiencia atendiendo a la preocupación del ritmo de crecimiento de las urbes en todo el mundo.

Cómo funciona

Funciona utilizando un software (Hadoop) de código abierto dónde los ficheros de gran tamaño son procesados y divididos en más pequeños para poder manejarnos de forma más rápida y fácil, y que además proporciona copias de seguridad. Si este aspecto lo trasladamos a la información que hemos analizado  y obtenido de una ciudad,  de forma ordenada y esquemática, un modelo de plataforma de Smart City que nos podemos encontrar, como ejemplo:

plataforma smart city

Cómo utilizar la información

Con relación a las ciudades, la gestión de procesos e infraestructuras están avanzando muy rápidamente en base a una información sobre el tráfico que soporta cada día y una estimación más precisa que determinará el posible tráfico de futuro. Un sinfín de variables estudiadas que mejorarán como ejemplo; la eficacia del transporte o el ahorro energético que podrían alcanzar.

Podemos utilizar un estudio de volumen Big Data para el tratamiento del comportamiento de los ciudadanos y su urbanismo, sus necesidades, o de los mantenimientos predictivos industriales y de sus costes o sus fallos, incluso predicciones en el ámbito de la salud.

En la siguiente infografía podemos observar  algunos de los hitos de interés:

infografia big data en ciudades
Vía masquenegocio.com Artículo Del Big Data al Smart Data.

Ejemplos de big data y su aplicación

Desde el departamento del MIT en urbanismo y análisis de ciudades, tenemos el proyecto Treepedia sobre la inteligencia de las Smart Cities. Las ciudades de todo el mundo compiten por tener zonas más verdes y por ende, más árboles. El aumento del número de árboles y su volumen en las ciudades contribuye a reducir las temperaturas urbanas y aumentando la evaporación del agua al crear microclimas más confortables, también mitigan la contaminación atmosférica ante las actividades urbanas cotidianas o ayudan a evitar las inundaciones durante fuertes lluvias. Así que en general, los árboles son bastante necesarios dentro del entramado urbanístico.

Tras la incorporación de datos por medio de un nuevo sistema de Big Data han podido compara diferentes ciudades inteligentes y establecer un análisis de los beneficios que comporta el tener más árboles o menos:

analisis ciudades big data
Vía MIT – senseable.mit.edu/treepedia

Si nos trasladamos a la ciudad de Nueva York, por ejemplo, más de dos tercios de la energía se utiliza en los electrodomésticos y edificios, principalmente destinada para la refrigeración y calefacción de los espacios, iluminación o electricidad. Así que los edificios son los puntos clave para practicar la eficiencia energética y el ahorro.

Con estas tasas de uso de la energía, un objetivo primordial era analizar si podemos ser más eficaces en el uso de la energética. Aquí es donde entró el ejemplo de uso del Big Data para empezar a entender el consumo energético y por qué hay zonas que consumen menos que otras.

consumo energia y ahorro big data

Para entender cómo puede ser útil, que mejor que ver una conferencia TED de Barcelona donde nos demuestra la usabilidad de los datos frente al turismo en España como ejemplo perfecto de utilización para ser más eficaces y eficientes desde la perspectiva económica, del urbanismo, de las infraestructuras… etc.

Si te ha gustado el artículo, compártelo!

Big Data en las ciudades y ejemplos perfectos de utilidad
4.3 (86.67%) 3 Votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here