Si bien es cierto que es una idea que puede llegar a salvar vidas, me parece ya un despropósito que la gente esté tan enganchada a los teléfonos móviles que no pueda ni levantar la vista para mirar si el semáforo está rojo o verde. Hasta donde vamos a llegar!

La idea de estos holandeses me parece muy ingeniosa de todas formas.

Saludos

Responder