España desciende en el índice global sobre el estado de los sistemas energéticos

El Foro Económico Mundial (WEF) ha redactado su informe anual sobre el estado de los sistemas energéticos de los países a nivel mundial. El estudio analiza la “arquitectura energética” de 126 países en función de su capacidad para ofrecer acceso al crecimiento económico y desarrollo energético, sostenibilidad medioambiental y seguridad y acceso.

El Global Energy Architecture Performance Index Report 2016 (EAPI) es un informe anual que ofrece una comparación y un ranking por medio de diferentes indicadores que ayuda a los países a orientar los desafíos relacionados con la transformación energética y también a identificar posibles oportunidades en sus sistemas energéticos.

Para tener una idea global de cómo funcionan los indicadores energéticos añadimos la siguiente infografía resumen. A la izquierda encontramos los tres indicadores base y sus sub-índices;  El crecimiento económico y el desarrollo, la sostenibilidad ambiental y La seguridad energética y el acceso. Y a la derecha los números en formato global comparando el sistema energético entre 2009 – 2016. (Si pinchamos en la imagen, se amplía)

indicadores sistemas energe
Vía: WEF

En el siguiente mapa interactivo podemos reconocer las características de todos los países al navegar en el territorio correspondiente para ver la puntuación en los diferentes indicadores:

Si nos centramos en la cabeza de los “Top 10” seguimos encontrando a Suiza en primer lugar desde hace ya varios años, en según a Noruega, tercero para Suecia … Y en el séptimo lugar encontramos a  España, que ha descendido dos puestos con relación al informe del 2015. (Desde AQUÍ podemos ver el resumen en PDF del ranking de todos los países)

ranking medio ambiente
Vía: WEF

España“Aunque con relación al año 2009 hemos ganado en puntuación global y en el índice de sostenibilidad ambiental ha mejorado dos puntos con referencia al año 2015, en el índice de crecimiento económico y desarrollo energético del presente año, ha perdido valor”…  Así que deberán tomar nota las administraciones oportunas para intentar mejorar en este sentido.

El informe destaca que ante la aparición de las nuevas energías – renovables – será necesario que los países apliquen políticas e infraestructuras para soportar y dar acceso a las nuevas fuentes de energía, tanto para particulares como empresas,  que están irrumpiendo en el mercado de forma contundente.

Los bajos precios del petróleo están forzando o acelerar reformas en los subsidios para restablecer el equilibrio fiscal en los países que dependen de los ingresos del petróleo.

Otro punto a destacar, es que se requieren nuevas capacidades para gestionar un sistema energético más complejo, interconectado, lo que requiere nuevas inversiones por medio de directrices de resiliencia que mejoraran y evitaran gastos innecesarios y reducción de riesgos.

Acceso al informe de referencia… AQUÍ.

Si te ha gustado el artículo, compártelo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here