Bombillas de bajo consumo la cara y cruz

Las bombillas de bajo consumo, ventajas y desventajas.

Como todos sabemos mediante el empleo y la sustitución de las bombillas tradicionales por las de bajo consumo, podemos conseguir un ahorro importante en el consumo de energía, no obstante este tipo de bombillas tiene un punto de mucho peso en contra, puesto que contienen mercurio en su interior, que en el caso de lámparas de bajo consumo llega hasta los 5 miligramos por lámpara y en los tubos fluorescentes alcanza hasta los 25 miligramos por lámpara,  y por lo tanto en caso de que rompan se convierten en potencialmente contaminantes.

Si bien a la hora de analizar ventajas e inconvenientes en la balanza del consumo energético y efecto sobre el medio ambiente durante su vida útil , aunque suponen un ahorro de energía y una reducción en emisiones de CO2, se ha de sopesar que, si no existe un proceso de recogida y posterior tratamiento adecuado, podría ocasionar un importante perjuicio medioambiental y humano, pues en caso que rompiera la misma el mercurio se libera al ambiente y su entorno,  con el consiguiente peligro para las personas.

las bombillas de bajo consumo

Puesto que se trata de una sustancia peligrosa, el empleo del mercurio se encuentra prohibido en la fabricación de equipos eléctricos y sin embargo se permite de manera limitada su uso sólo en algunos casos, como ejemplo las bombillas de bajo consumo, admitiéndose que  prácticamente es imposible fabricar una bombilla de este tipo sin el empleo de tal sustancia, por lo que se trata de un problema complejo cuyo impacto medioambiental aparentemente sólo podrá ser reducido en la medida en que avance la tecnología y de forma lenta y gradual.

Actualmente nos encontramos en un momento en que se está procediendo a la retirada y sustitución de las bombillas tradicionales por las de bajo consumo, si bien desde septiembre del año 2009 ya no se fabrican las bombillas incandescentes como consecuencia de una directiva europea,  lo que sí que debe quedar claro de cara al usuario es que en caso de rotura de la misma debe de proceder con precaución adoptando unas medidas mínimas para evitar respirar el mercurio que contiene, puesto que podría provocar problemas serios de salud como gastroenteritis, agitación y temblores, trastornos en los riñones o en los pulmones.

En el siguiente vídeo se explica cuales pueden ser los efectos de este tipo de bombilla, mediante el testimonio de un médico que explica el caso de un niño afectado por la rotura de una lámpara de bajo consumo:

En relación a la información al usuario sobre  la peligrosidad y el riesgo que suponen para la salud este tipo de bombillas, parece ser que no existe información suficiente, puesto que la mayor parte de las campañas de información se centran en potenciar sus ventajas de ahorro energético pero no se menciona tal aspecto. En todo caso siempre es conveniente tener precaución en su manipulación, una vez acaba su vida útil no se deben tirar a la basura y si se rompen se debe proceder siguiendo los siguientes pasos, tal como recomienda la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos:

1.- Abrir una ventana y abandonar la habitación durante unos 15 minutos al menos.
2.-Recoger con precaución los restos de vidrio así como el polvo con un cartón y colocarlos en una bolsa de plástico sellada. Para ello se debe usar unos guantes desechables, y en ningún caso realizar este paso con las manos descubiertas.
3.-Limpiar la zona del suelo afectada con un papel humedecido o toallitas húmedas y colocarlo en la bosa plástica, no emplear para ello ni aspirador ni escoba o cepillo puesto que se puede impregnar de mercurio.
4.-Poner la bolsa de plástico en otra bolsa cerrada.
5.-Lavarse bien las manos.
6.-Si la lámpara se ha roto sobre una alfombra recoger los restos sin aspiradora, se puede usar una cinta adhesiva para quitar y levantar los trazos pequeños.
7.- Y lo que es más importante cuando se rompan no se deben de tirar nunca a la basura, sino que estas bombillas y los restos que se hayan recogido e introducido en bolsas cerradas, se deben llevar a las zonas destinadas por los ayuntamientos para recoger este tipo de residuo.

Aconsejable leer también el artículo del portal DSALUD recomendado por un compañero nuestro en linkedin… AQUÍ o el artículo deCómo comprar una bombilla LEDdonde se analiza todas las características que debemos comprender como consumidores para adquirir una bombilla LED.

De interés también un nuevo descubriend donde las bombillas con iluminación incandescente pueden llegar a ser una opción de futuro.

……………………………….

Artículo elaborado por José Luis Morote Salmeron (Arquitecto Técnico – Gestor Energético – Perfil de Google plus) Acceso a su web AQUI, en colaboración con  OVACEN.

Bombillas de bajo consumo la cara y cruz
TE GUSTA?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here