Creo que este articulo enmascara en medio de cifras opiniones erróneas, sino tendenciosas, acerca de las renovables.
Al final lo simplifica en el sentido de que hay exceso de oferta y esto cuesta dinero público.
Es un argumento manido y deriva de un postulado inicial erróneo. Para un futuro renovables hay que romper con el modelo centralizado, de grandes centrales, de sistemas de transporte heredados de políticas “paternalistas”.
Hay que ir a un modelo descentralizado de producción y de transporte. No quiero decir que se pierda la interconexión, necesaria para equilibrar, pero el modelo actual está caduco.

La consideración de que la energía eléctrica no se puede almacenar es una rendición. No es cierto, aunque es uno de los retos de las energías renovables. Sin embargo, con sus condiciones particulares, sucede lo mismo con la nuclear y nadie dice nada al respecto.

Si queremos que el futuro sea renovable, hay definir un esquema “sistémico” y descartar el actual, anticuado, procedente de la cultura fósil y nuclear.

Responder