Saltar al contenido

Europa: 10 Claves para reducir la dependencia del gas ruso

¿Cómo puede Europa reducir su dependencia del gas natural ruso? La Agencia Internacional de la Energía nos propone 10 medidas que podemos implantar a lo largo de un año... ¿Serán suficientes?

Europa sin el gas de Rusia

Cómo reducir la dependencia energética de Rusia

La dependencia de europea sobre el gas natural importado desde Rusia ha vuelto a quedar en evidencia con la invasión de Ucrania. España importa mucha menos energía de Rusia que el resto de grandes países europeos, pero, en conjunto, Rusia representa alrededor del 45% de las importaciones de gas de la UE y cerca del 40% de su consumo total.

Aunque España está en una situación privilegiada (España trajo de Rusia un 10,4% de sus importaciones de gas en 2020, según Cores) e incluso pueda tener un papel clave en la estrategia energética europea frente al gas natural ruso. Se avecina un año complicado, con precios desorbitados en el sector energético.

dependencia de España gas natural rusia
España: Importaciones de Gas Natural por países y áreas en 2020

Nota: Como dato, las importaciones de crudo a España, Rusia es el 1,8% anual, pero Kazajistán representa el 8,2%.

Se avecina un año complicado, con precios desorbitados en el sector energético, pero… ¿Qué podemos hacer para reducir la dependencia ante el gas natural de Rusia? Aunque las renovables; sector eólico y cada panel solar – obviamente – serán actores principales, el reto ¡es mucho más complejo!

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) acaba de publicar un informe donde se establecen 10 medidas principales para reducir las importaciones de gas ruso, para el plazo de un año. Empezamos…

1.- No más contratos sobre el suministro de gas con Rusia

Algunos contratos de importación de gas con Gazprom expirarán a finales de 2022. Estos equivalen al 12 % de los que nos aporta esta empresa, y, el resto de contratos, expirarán a finales de esta década.

Ofrece una clara oportunidad a la Unión Europea para empezar a diversificar y buscar nuevos suministros y contratos de gas en otros mercados alternativos, aprovechándose de una gran infraestructura en gasoductos y GNL.

2.- Sustituir el suministro ruso por gas de fuentes alternativas

Siguiendo el hilo anterior, indica que la producción dentro de la UE y las importaciones por fuera de Rusia (incluso de Azerbaiyán y Noruega) podrían aumentar durante el próximo año.

La UE tiene un mayor potencial a corto plazo para aumentar sus importaciones de GNL, considerando su amplio acceso a la capacidad de regasificación. Pero, no será fácil. Existe una capacidad de interconexión limitada en algunas áreas, especialmente de España a Francia.

países alternativos al gas rusia
Vía The European Council on Foreign Relations (ECFR)

La UE ya hace años que viene preparando un plan estratégico para tal efecto, tal como se relata este artículo del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR). En realidad, un futuro bastante desconcertante y complejo.

En teoría, la UE podría aumentar las entradas de GNL a corto plazo, en comparación con los niveles medios de 2021. Sin embargo, todos los importadores están en el mismo pool de suministro, por lo que (en ausencia de factores climáticos o de otro tipo que limiten la demanda de importación en otras regiones) esto significaría mercados de GNL excepcionalmente ajustados y precios muy elevados.

También, el potencial de ampliación del suministro de biogás y biometano es limitado a corto plazo debido a los plazos de ejecución de los nuevos proyectos. Pero, este sector de bajas emisiones de carbono ofrece importantes ventajas a medio plazo para la producción nacional de gas en la UE.

3.- Introducir obligaciones mínimas para el almacenamiento de gas

El almacenamiento de gas desempeña un papel fundamental a la hora de satisfacer las oscilaciones estacionales de la demanda y de proporcionar un seguro contra acontecimientos inesperados, como los aumentos repentinos de la demanda o la escasez de oferta, que provocan subidas de precios.

Un enfoque armonizado entre los países de la UE, con obligaciones mínimas de almacenamiento para los operadores comerciales en el mercado único del gas de la UE, junto con sólidos mecanismos según capacidad basados ​​en el mercado, garantizaría el uso óptimo de toda la capacidad de almacenamiento disponible en la UE.

nivel de almacenamiento gas natural europa
Mapa nivel de almacenamiento gas en Europa por países a Octubre 2021 –  Vía Entsog.

Según la Agencia Internacional de la Energía, sugieren que son necesarios unos niveles de llenado de al menos el 90% de la capacidad de almacenamiento operativa para el 1 de octubre, a fin de proporcionar un colchón para el siguiente invierno. El nivel de almacenamiento de gas en España estaba al 73,06% en octubre de 2021.

El nivel de almacenamiento de gas natural en la Unión Europea (UE) estaba al 74,7% en octubre del 2021

La coordinación regional puede constituir un importante elemento de solidaridad entre los Estados miembros de la UE y reforzar la seguridad del suministro de gas.

4.- Acelerar el despliegue de nuevos proyectos eólicos y solares

Aunque aparentemente para este 2022 las condiciones meteorológicas serán favorables para la producción de energía renovable. Se necesita un mayor esfuerzo político de la UE para favorecer un aumento contundente.

Aunque el último informe publicado por AEMA el año pasado, en gran medida, cumplíamos con los objetivos 20-20-20 de Europa en materia de mitigación del cambio climático, despliegue de energías renovables y aumento de la eficiencia energética. Estamos bien encaminados hacia la neutralidad climática a mediados de siglo, pero, ahora, necesitaremos más.

avances estrategia energética europa
Avances de los Estados miembros UE hacia los objetivos nacionales de 2020

Simplificar trámites, establecer plazos claros, aumentar la capacidad administrativa puede proporcionar un despliegue más rápido del sector solar fotovoltaica y la eólica.

Según el informe, un programa de subvenciones a corto plazo que cubra el 20% de los costes de instalación, podría duplicar el ritmo de inversión (en comparación con la previsión del AIE) con un coste de unos 3.000 millones de euros.

5.- La bioenergía y nuclear tienen su papel

La energía nuclear es la mayor fuente de electricidad de bajas emisiones en la UE, pero varios reactores se desconectaron para realizar tareas de mantenimiento y controles de seguridad en 2021. El regreso de estos reactores a su funcionamiento seguro en 2022, junto con el inicio de las operaciones comerciales del reactor terminado en Finlandia, la generación de energía nuclear de la UE aumentará hasta 20 TWh en 2022.

Sin embargo, una nueva ronda de cierres de reactores mermaría esta recuperación de la producción: está previsto que cuatro reactores nucleares cierren a finales de 2022 y otro más en 2023. Un retraso temporal de estos cierres, garantizando el funcionamiento seguro de las centrales, podría reducir la demanda de gas de la UE.

mapa plantas procesamiento bioenergía europa
Vía Mapa plantas procesamiento bioenergía en Europa – Proyecto BIOPLAT EU

Se puede consultar el mapa anterior desde el proyecto europeo de BIOPLAT en el siguiente enlace. Recordar que tenemos un artículo sobre la bioenergía y cómo es el gran olvidado de las renovables.

El parque de centrales bioenergéticas de la UE funcionaba en 2021, al 50% de su capacidad total. Estas centrales podrían generar hasta 50 TWh más de electricidad en 2022 si se establecen los incentivos adecuados y el suministro sostenible de bioenergía.

Como nota, del proyecto BIOFIT (2019 – 2022) recientemente ha publicado un informe sobre la reconversión bioenergética con los principales desafíos para su implementación en Europa.

6.- Adoptar medidas para proteger los consumidores vulnerables

Con el diseño actual del mercado, los elevados precios del gas en la UE repercuten en los elevados precios de la electricidad al por mayor. Conclusión, aún aumenta más el precio de la electricidad.

La AIE calcula que el gasto de los Estados miembros de la UE para amortiguar el impacto de la crisis de los precios de la energía en los consumidores vulnerables, ya asciende a un compromiso de 55.000 millones de euros.

Por el actual mercado mayorista, para los generadores de electricidad y sus empresas matrices, se prevé beneficios muy altos. Podrían suponer un exceso de beneficios de hasta 200.000 millones de euros en la UE para el gas, el carbón, la energía nuclear, la hidroeléctrica y otras renovables en 2022.

Las condiciones actuales del mercado – para las empresas energéticas – podrían dar lugar a un exceso de beneficios de hasta 200 000 millones EUR en la UE

Temporalmente, se podrían considerar medidas fiscales para aumentar las tasas sobre las ganancias extraordinarias de las empresas eléctricas. Estos ingresos fiscales, deberían redistribuirse a los consumidores de electricidad para compensar parcialmente las facturas de energía más altas. Ya se han adoptado medidas para gravar las ganancias extraordinarias en Italia y Rumanía en 2022.

7.- Acelerar la sustitución de las calderas de gas por bombas de calor

Las bombas de calor ofrecen una forma muy eficiente y rentable de calentar los hogares, en comparación con calderas que utilizan gas u otros combustibles fósiles.

Si se acelera el despliegue previsto, duplicando los actuales índices de instalación de bombas de calor en la UE, se ahorrarían 2.000 millones de metros cúbicos adicionales de gas en el primer año, lo que requeriría una inversión adicional total de 15.000 millones de euros.

Junto con los marcos políticos existentes, el apoyo específico a la inversión puede impulsar el aumento de las instalaciones de bombas de calor. Lo ideal es combinarlas con con las mejores formas de ahorrar energía en casa y maximizar la eficiencia energética.

Esta medida se debe de tomar con mucho cuidado, dado que pueden trasladarse las oscilaciones estacionales de la demanda del gas, al mercado de la electricidad.

8.- Acelerar y mejorar la eficiencia energética en los edificios y la industria

La eficiencia energética es un poderoso instrumento para asegurar las transiciones hacia la energía limpia, pero, se necesita tiempo para obtener resultados importantes… ¿Cómo acelerar el ritmo de progreso? Hay que centrarse en las medidas que pueden marcar la diferencia rápidamente.

  • En la actualidad, por año, sólo se renueva el 1% del parque edificatorio de la UE. Impulsar un 0,7% adicional, dirigido viviendas y edificios no residenciales, menos eficientes, sería posible mediante actualizaciones estandarizadas, principalmente a través de mejora del aislamiento.

Esto permitiría ahorrar más de 1.000 millones de metros cúbicos de gas en un año y también beneficiaría al empleo, aunque requeriría esfuerzos paralelos para mejorar las cadenas de suministro de materiales y el desarrollo de la mano de obra.

  • Muchos hogares están instalando el famoso termostato para calefacción (controles de calefacción inteligentes) para reducir la factura energética y mejorar el confort del hogar, y este es un proceso sencillo que puede ampliarse rápidamente. Si se triplica el ritmo de instalación actual, de aproximadamente un millón de hogares al año, se reduciría la demanda de gas para la calefacción de los hogares de forma contundente, con un coste total de 1.000 millones de euros.
  • Las revisiones anuales de mantenimiento de las calderas de gas pueden servir para garantizar que las calderas de agua caliente de los hogares se ajusten a una temperatura que optimice de eficiencia, no superior a 60 °C.
  • Ayudar a las PYMES a ser más eficientes y a protegerlas de la volatilidad de los precios, es necesario. Muchos Estados de la UE cuentan con programas eficaces para ofrecer auditorías de eficiencia energética y asesoramiento a las PYME que pueden ahorrar energía de forma rápida y eficaz. Si se ampliará para ofrecerlos al 5% de las PYME, se conseguiría un ahorro energético anual inmediato de 250 millones de metros cúbicos.

9.- Fomentar un ajuste temporal del termostato por parte de los consumidores

Muchos ciudadanos europeos ya han respondido a la invasión rusa de Ucrania de diversas maneras. El ajuste de los controles en la calefacción de gas, sería otra vía de actuación temporal que permitiría ahorrar una cantidad considerable de energía.

termostatos para calefacción
Vía Vivint

Actualmente, la temperatura media en calefactar los edificios en toda la UE supera los 22ºC. Ajustar el termostato, supondría un ahorro energético anual inmediato de unos 10.000 millones de metros cúbicos por cada grado de reducción, al tiempo que se reduciría la factura energética.

Las campañas de concienciación pública y otras medidas, como la información sobre el consumo o los objetivos empresariales, podrían fomentar estos cambios en los hogares y los edificios comerciales. Las normativas que regulan las temperaturas de la calefacción en las oficinas también podrían ser un instrumento político eficaz.

10.- Intensificar esfuerzos para diversificar y descarbonizar las fuentes de generación de electricidad

Un reto político clave para la UE en los próximos años es aumentar las formas alternativas de flexibilidad del sistema eléctrico, especialmente la flexibilidad estacional, pero también el desplazamiento de la demanda y la reducción de los picos. Por el momento, el gas es la principal fuente de flexibilidad, y, como tal, los vínculos entre la seguridad del gas y la electricidad se profundizarán en los próximos años, incluso cuando la demanda global de gas en la UE disminuya.

  • Los gobiernos deben intensificar sus esfuerzos para desarrollar y desplegar formas viables, sostenibles y rentables de gestionar las necesidades de flexibilidad de los sistemas eléctricos de la UE.
  • Se necesitará una cartera de opciones que incluya la mejora de las redes, la eficiencia energética, el aumento de la electrificación y la respuesta de la demanda, diversas tecnologías de almacenamiento de energía a gran escala y a largo plazo junto con fuentes de flexibilidad a corto plazo, como las baterías.
  • Los gases de baja emisión de carbono de origen nacional – incluidos el biometano, el hidrógeno de baja emisión de carbono y el metano sintético – podrían ser una parte importante de la solución, pero será necesario un gran esfuerzo.

¡Si te ha gustado el artículo, puntúa y comparte!

Siguiente artículo