Información y preguntas frecuentes del Real Decreto 235/2013 – IDAE

Desde el IDAE nos ofrecen una guía de Información y preguntas frecuentes del Real Decreto 235/2013 sobre la certificación energética de edificios.

La guía publicada por el  IDAE no creo que nos sorprenda en gran medida, a estas alturas creo que todos los Técnicos ya estamos un poco avispados en el tema de la certificación energética pero siempre nos puede venir bien para presentarla ante nuestros clientes como un documento “Guía Oficial”. A recordar, que estamos con las mismas referente a la Etiqueta Energética expresada en tal Informe:

¿Dónde está la Etiqueta del EDIFICIO EXISTENTE?… ¿Somos conscientes de la hipotética negligencia que pudiéramos cometer al firmar un Certificado Energético de Edificio Existente, y luego entregar al cliente una Etiqueta donde pongo EDIFICIO TERMINADO?

Recordemos que lo establecido en el RD 235/2013  se diferencia clara y nítidamente  entre TERMINADO y EXISTENTE.

Por otro lado ya conocemos que diversos organismos oficiales o privados ya están implantando “Etiquetas Energética editables” como puede ser AVEN (Agencia Valenciana de Energía) o recientemente Efinova. Pero la pregunta exacta era… ¿Por qué?  Si la Etiqueta Energética es expedida por la Administración en el momento del registro, pues no todos, desde Extremadura se requiere “Etiqueta de Eficiencia Energética de edificio terminado (Modelo-CEE06). 2 ejemplares” y ellos posteriormente terminaran de cumplimentarla añadiendo el número de Registro.

Al final veo que cada día aparece una nueva noticia que me sorprende más que la del día anterior.

Podemos consultar el documento desde AQUI.

Las necesidades energéticas de los españoles han aumentado a un ritmo considerablemente mayor que el del desarrollo de la población, puesto que esta apenas ha aumentado un 0,4 por ciento por año desde la década de los noventa, al paso que el consumo de energía en los hogares se ha ido acrecentando a una tasa del dos con cinco por ciento anual, singularmente por el mayor empleo de equipamiento familiar. De sostenerse este ritmo, en treinta y cinco años vamos a haber duplicado el consumo y en menos de cincuenta y cinco años se va a haber tresdoblado.

Las familias son las responsables de más o menos el treinta por ciento del consumo energético total en España, repartiéndose exactamente el mismo entre el hogar (dieciocho por ciento ) y el transporte con vehículo particular (doce por ciento ).

El consumo energético

Si dividimos el consumo energético de los hogares por usos, los datos del IDAE reflejan que la calefacción representa el cuarenta y uno por ciento del total. Le prosiguen el agua caliente, con un veintiseis por ciento , y los poco a poco más abundantes electrodomésticos, que se llevan un doce por ciento del consumo total. La cocina (entendida como la placa para la cocción de comestibles) precisa el once por ciento y la iluminación un nueve por ciento . El aire acondicionado solo supone el 1 por ciento. Un tema interesan se aborda en el artículo de cuánto consumen los aparatos eléctricos en standby donde se podrá comprobar un gasto que podemos y debemos evitar.

El consumo eléctrico con respecto al consumo solamente eléctrico, un hogar medio consume unos cuatro mil kilovatios hora por año. Suponiendo que exactamente el mismo solo utilizara electricidad, el consumo de todos y cada uno de los electrodomésticos representaría el sesenta y cuatro por ciento del total. El electrodoméstico que más consume es el frigo, con un dieciocho por ciento . Tras este, los televisores requieren el diez por ciento , las placas vitrocerámicas de la cocina suponen asimismo una parte notable del consumo con el nueve por ciento , como las lavadoras (ocho por ciento ) y los electrodomésticos pequeños (siete por ciento ). De ahí la relevancia de darle un empleo responsable a exactamente los mismos y de prestar atención al sistema de etiquetado energético en el instante de renovarlos, como las lavadoras y frigos, puesto que la eficacia de los de clase A es prácticamente 3 veces mayor que los clasificados con la letra G.

El sobrante treinta y seis por ciento se reparte entre los sistemas de iluminación y la calefacción, que precisan respectivamente un dieciocho por ciento y un quince por ciento , sin olvidar el agua caliente sanitaria con el tres por ciento .

Información y preguntas frecuentes del Real Decreto 235/2013 – IDAE
TE GUSTA?

3 Comentarios

  1. Existen otros certificados, como el IPV (Inspección Profesional de la Vivienda), que incluyen aspectos energéticos entre otros muchos. Podrían ser compatibles?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here