Las compañías eléctricas se habían amparado en el nuevo sistema de penalización de peajes,
en el que los clientes cuyo consumo fuera elevado tenían que pagar más que lo demás.

Responder