Creo que las verdaderas buenas noticias del pasado viernes fueron las reformas dirigidas al sector de la habilitación y del ahorro de energía, más que la aprobación del certificado energético.

Responder